lunes, 29 de noviembre de 2010

Costa Brava! Voltant pel mar. Día 12. Tamariu - Sant Martí d'Empúries

Miércoles 17 de noviembre.
Quedan atrás las previsiones de mal tiempo. Hoy las predicciones dicen que tendré por delante una ventana de tres días que me permitirá, si no surge ningún contratiempo, llegar a Llançà el viernes por la tarde, tranquilamente.
Hoy me propongo llegar a Sant Martí d'Empúries. Toca hacer un buen puñado de kilómetros y transitar una de las zonas más densas en cuanto a belleza se refiere de la Costa Brava.

Justo a la salida de Tamariu encontramos las paredes que nos llevarán a la zona de la cala de Aigua Xelida. Rincones que iluminados con el sol de la mañana muestran un brillo impresionante...





... y la propia cala Aigua Xelida, afectada por unos derrumbamientos que la convierten en un lugar no muy recomendable para la pernocta...



En el día de hoy, la inercia del día anterior trae consigo un mar de fondo de gregal algo alborotado. No es una buena compañía para disfrutar al máximo de la belleza brutal que la Costa Brava nos ofrece en el tramo que sigue...



Desde la cala Aigua Xelida hasta la playa de Aiguablava encontramos las cuevas de La Gavina, del Bisbe y la más impresionante de todas ellas: La cueva d'en Gispert. Todas ellas pueden visitarse siempre y cuando el estado de la mar acompañe. Y hoy no va a ser ese día. La mar me dice que mire las cuevas desde el exterior y no me aventure a entrar en ellas, más teniendo en cuenta que navego en solitario. Aquí van algunas fotos que muestran la entrada a algunas de las cuevas mencionadas, en concreto, a las dos primeras...





La tercera, la cueva d'en Gispert, la encontraremos más cerquita de Aiguablava.... oculta en alguna de estas paredes...





El caso es que decido no acercarme a la entrada y poner la directa hacia el cabo de Begur. En poco tiempo tengo a la vista Aiguablava y el Parador situado en ella...



y claramente ya el cabo de Begur que delimita la influencia entre los vientos predominantes de componente norte a los predominantes por debajo de él, de componente sur, sureste o suroeste...





Poco tiempo después dejo atrás el cabo de Begur, prácticamente tocándolo con la yema de los dedos...



y con ello se presenta ante mí la silueta de lo que me espera en el resto del día de hoy y el de mañana...



Me acerco a las preciosas calas de Aiguafreda y Sa Tuna. Es curioso el contraste que existe entre la monstruosidad de la mole construída sobre el cap Sa Sal, que domina la entrada a ambas calas...



A la belleza de Sa Tuna...





y de Aiguafreda...



Desde aquí toca llegar en un primer paso a la playa de Sa Riera...



...un mirador privilegiado hacia las islas Medas, las playas de Pals, las paredes de L'Estartit y el macizo del Montgrí...







Desde Sa Riera pongo la directa hacia el puerto de L'Estartit. Allá me espera Olivier. Después de haber abandonado la aventura viene a recoger las llaves que le permitirán recuperar algunas de las cosas que habíamos guardado en Llançà a nuestra salida. A mediodía salgo en la misma playa en donde precisamente quedó claro que Olivier y yo separaríamos nuestros caminos...



Una vez aquí quedo con Olivier en vernos de nuevo en Sant Martí d'Empúries. El me devolverá las llaves y aprovecharemos para cenar y hablar largo y tendido de nuestros respectivos puntos de vista de lo sucedido. Tengo que partir! Queda un buen tramo hasta Sant Martí y si me despisto acabaré llegando con la noche encima...



Dejando atrás las islas Medas, me aproximo a la preciosa cala Pedrosa y a la Foradada. Mi intención no era desembarcar en cala Pedrosa pero las pilas del GPS dicen su última palabra y me detengo en ella para cambiarlas. Me llama enormemente la atención que las pilas hayan aguantado tantos y tantos días. Un par de pilas de litio de segunda generación de la casa Energizer me han permitido navegar 10 días completos, con el GPS encendido durante toda la navegación fijando waypoints en los puntos de destino final. Comparado con los dos días y medio, tres dias de duración de las pilas alcalinas básicas, la mejora es muy importante. Aquí una imágen de la cala Pedrosa...



Saliendo de aquí, a lo lejos, ya se divisa el extremo norte del golfo de Rosas, el cabo de Norfeu y su Cavall Bernat!



Y de aquí a la entrada de la Foradada, poco tiempo después...



Es tarde ya. La parada en cala Pedrosa me ha hecho perder unos minutos preciosos y seguramente llegaré con la noche ya dominando a Sant Martí d'Empúries. Tengo que darme prisa. Por delante, las paredes de Montgó...



La Torre que domina la entrada a la cala del mismo nombre...



Y poco después las playas de Riells de L'Escala, ya muy cerca del destino final en Sant Martí...





Con la noche ya encima llego a Sant Martí. No más fotos. Allá me espera Olivier y cenamos en uno de los restaurantes de la plaza central de Sant Martí. Hablamos largo y tendido pero nuestros puntos de vista de lo ocurrido son muy distantes. Nuestra amistad no sufrirá daño pero nos ha quedado claro que no somos compatibles en una expedición de este tipo. Uno de los objetivos que fijé al inicio de la aventura ya tiene respuesta clara: Olivier no podrá ser mi compañero en Córcega. Tendré que planificar buscando un nuevo compañero o bien, planificando en solitario y llevar algún soporte por tierra. Hoy por hoy, la solución que veo más factible. Veremos en el futuro! :)

Aquí dejo el mapa de la ruta realizada...



Y aquí el slide con las fotos del dia...



Un abrazo a todos! Hasta mañana! :)

4 comentarios:

  1. Menuda tarea tenemos en la vida elijiendo nuestros compañeros de viaje. ¿Con quién viajar?¿Con un amigo?¿Con alguien que piense igual que yo, o alguien que sea totalemente opuesto? ¿Fortalecerce en las coincidencias o complementarse en las diferencias? Tengo amigos con los que no viajaría ni a la esquina, con otros solo puedo convivir en un viaje apenas unos días, con otros e llegado a viajar un mes. He forjado tambien grandes amistades viajando con personas a las que he elejido por sus cualidades. Con otros no he vuelto a viajar nunca más, ni lo haría, y no hemos perdido nuestra amistad.
    Pero tambien disfruto mucho haciendo amigos viajando "solo".
    Por suerte la vida nos pone todas estas dudas y pruebas. Nunca dejaremos de sorprendernos de lo que podemos aprender viajando.
    Un abrazo
    Adndrés

    ResponderEliminar
  2. Sabes que Andrés?
    Todas las aventuras que he realizado en formato "solo" han sido las más enriquecedoras. Estar abierto a que el camino realizado día a día te sorprenda con un nuevo encuentro, una nueva curiosidad, una realidad humana diferente a la propia pero igualmente interesante...
    Es lo que me hace pensar que llevar a cabo estas aventuras en formato "solo" es la mejor manera de estar acompañado en todo momento ;)

    Un abrazo chico! :)

    PD: Superaste tus males ya? En alguna foto te he visto muy delgadito... Ya me contarás!

    ResponderEliminar
  3. Manel:
    En el fondo, simpre estamos viajando solos, el viaje nos va permitiendo conocer mucha gente, incluso a nuestros propios compañeros de aventura. El tema no es simple. A mi particularmente me encanta mechar viajes en solitario con viajes acompañado.
    Con respectoa mi salud, estoy en un 98% recuperado del vértigo, con algun mareito cada tanto en algún movimiento brusco. He aumentado casi 5 kg desde Menorca, asi que si me has visto más flaco en alguna foto, seguramente será alguna imágen con Photoshop.jajaja.
    Un abrazo
    Andrés

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que te encuentres ya mejor :)
    Esos cinco kilitos no te vendrán nada mal... Estabas escuchimizao!!!! ;)

    Un abrazo grandote! :)

    PD: Espero que... algún día... me acompañes en un paseo por toda la Costa Brava eh??? Queda dicho y pendiente de resolver en... digamos... los próximos 20 años... te parece? ;)

    ResponderEliminar